Formas de aliviar el dolor en la fibromialgia

Si aceptamos el hecho de que la ira tensa nuestro cuerpo y articulaciones y por tanto acaba manifestándose en contracturas que crean dolor, entenderemos que la única forma de avanzarnos a este dolor será externalizar la ira. Con ello no estamos diciendo que cojas y le pegues una patada a la tele o al sofá del comedor, sino que intentes hacer algo para que esta tensión desaparezca antes que acabe convertida en un nuevo problema en tu cuerpo. Puedes caminar, hacer algo de ejercicio, o coger un cojín cualquiera, buscar una forma de desahogarte puede ser una manera de evitar que toda esta tensión acabe traduciéndose en dolor de tus articulaciones y musculatura a causa de la fibromialgia. Seguir leyendo »

Homeopatía para curar la fibromialgia. ¿Funciona?

El principio de la homeopatía funciona de la siguiente manera: el agua puede llevar información en sus moléculas, y si a estas se les da la información del agente activo de la propia enfermedad, podrá curarla. La medicina occidental convencional niega de forma evidente el funcionamiento de la homeopatía, llamándola muchas veces estafa o mentira, pero parte de estas afirmaciones que rozan la difamación forman parte de un gran desconocimiento en física cuántica y en un interés más que evidente por parte de las farmacéuticas, que se niegan a dar su brazo a torcer en cuanto a los medicamentos y fármacos de origen químico. Seguir leyendo »

¿Por qué es tan difícil diagnosticar la fibromialgia?

Uno de los problemas más graves a la hora de diagnosticar la fibromialgia, es que sus síntomas son tantos y tan diversos que es fácil confundirla con otra enfermedad, por ello, antes de llegar a su diagnóstico, es necesario descartar muchas patologías que cuentan con algunas de sus características.

Recordemos que la fibromialgia es aquella enfermedad que se compone sobre todo por el dolor muscular de carácter crónico y generalizado, además de incluir fatiga, dolores de cabeza y el síndrome de intestino irritable. Aunque no existe una cura para la fibromialgia, con la medicación y el ejercicio adecuado, los síntomas pueden menguar e incluso desaparecer, aunque sin abandonar nunca el tratamiento.

Hasta hace pocas décadas la fibromialgia era desconocida, eso no significa que no existiera, sino que simplemente no era conocida como enfermedad y solía confundirse con otro tipo de molestias de carácter crónico. Hoy en día, en cambio, se hacen grandes avances en este sentido y cada vez son más los diagnósticos acertados respecto la fibromialgia, sin embargo sigue siendo complicado hacer un diagnostico de inicio por qué comparte demasiados síntomas de otras enfermedades, de allí que pueda tardarse años hasta su diagnóstico.

Seguramente se realicen muchas pruebas en las que no se vea nada que pueda dar una respuesta a esos supuestos dolores, eso es lo que ocurre a mucha gente que sufre fibromialgia, que se pasa años pasando de doctor a doctor hasta que un día, tras descartarlo todo, llega uno que da en el clavo.

Si crees que tienes fibromialgia pero aún no te lo han diagnosticado, debes comentárselo directamente al médico, seguro que tras explotarte y hacerte las pruebas adecuadas para descartar otras enfermedades, te dirá si tus suposiciones son correctas o si sufres de alguna otra enfermedad, sea como sea, es importante que el seguimiento lo suministre un especialista.

Acupuntura para aliviar el dolor de la fibromialgia

La acupuntura es una técnica que se utiliza en la medicina oriental y que se caracteriza por el uso de agujas que se aplican sobre la piel para tratar las enfermedades. Estos puntos no son elegidos al azar, sino que se trata de unos puntos muy precisos que se unen unos con los otros mediante unas áreas que llamaremos meridianos, que son los canales por dónde se mueve el Qi o energía vital de la persona. Esta energía viaja al largo de un total de doce meridianos que corresponden a todos los órganos y vísceras de nuestro cuerpo, regidos por Yin y yang. Los puntos elegidos en la acupuntura se encuentran a dos milímetros debajo de la piel y son conductores de corriente eléctrica. Seguir leyendo »

El camino para aceptar la fibromialgia y ser feliz

Cuando a una persona le acaban de decir que tiene una enfermedad crónica como la fibromialgia y que no tiene cura, es normal empezar por la negación de la situación y decir de manera firme que es imposible que aquello le esté pasando a ella. La negación es la primera de las fases que se producen cuando a una persona se le da una noticia que afecta, para siempre, su vida, y suele identificarse porque durante esta fase la persona no acepta lo que le está pasando. Sin embargo, este tramo del camino es el primero y no tarda en pasar, cuando la persona comprende que no hay ningún error y que realmente padece fibromialgia. Seguir leyendo »

Fibromialgía y el desequilibrio del Ying y el Yang

Según la filosofía oriental todo en esta vida está creado gracias a las dos fuerzas antagónicas y complementarias llamadas yin y Yang. En el universo, todo tiene su Yin y su Yang (el día/la noche, el hombre/la mujer, frío/calor, etc.) y es gracias a esta polaridad, que existe el mundo tal y como lo conocemos. Es en el desequilibrio armónico de estas dos fuerzas universales donde se crea la vida, en su interrelación constante, cuando las leyes en las que estas dos fuerzas se rigen se rompe, nace la enfermedad, que es el caso de la fibromialgia.

La medicina china contempla esta visión del mundo a la hora de aplicar la cura a las enfermedades. Seguir leyendo »

Qué síntomas físicos acompañan a la fibromialgia?

Sabemos que la fibromialgia trata de un dolor crónico por todo el cuerpo, ya sea en la musculatura, las articulaciones y la fatiga, pero ¿qué síntomas físicos acompañan a la fibromialgia? A continuación hablaremos de algunos de ellos:

  • Insomnio: no poder dormir de un tirón, despertarse con irregularidad, tener insomnio y necesitar de ansiolíticos para poder dormir, es uno de los síntomas que sufren las personas con fibromialgia.
  • Dolor de cabeza: el dolor constante de cabeza, ya sea nada más te levantas o si te acompaña todo el día, es otro de los síntomas de esta enfermedad. Seguir leyendo »

Tengo fibromialgia, ¿por qué?

Muchas personas, cuando reciben la noticia de que tienen fibromialgia, no saben muy bien cómo enfrentarse a este diagnóstico. Poco se sabe de esta enfermedad llamada fibromialgia, más allá de que se trata de una enfermedad aparentemente nueva, sin cura aparente, que causa dolores musculares y fatiga. Cuando a una persona le diagnostican esta enfermedad la noticia suele caer como una bomba: ¿por qué a mí? ¿Cómo es posible que haya contraído esta extraña enfermedad que me produce dolor por todo el cuerpo?

Aunque la medicina tradicional aún no ha dado respuesta a esta pregunta, si que se le asocia cierto matiz psicológico, algo que ya se ha estudiado des de la filosofía oriental y el estilo de vida new age. Seguir leyendo »

Si alguien tiene fibromialgia.. Qué le pasa?

Lo primero que debes entender es que si alguien de tu entorno sufre de fibromialgia, está enfermo. No es nada malo reconocerlo. El problema es que es una enfermedad muy difícil de diagnosticar, de las que se suelen llamar “invisibles”. Al ver a esa persona, no notarás que tiene nada, ya que en su aspecto exterior no se pero puede ver, pero lo estará sufriendo de manera interior.

En ocasiones es frecuente que otras personas lo vean cómo “hacer cuento” ya que ni su entorno se lo detecta ni el médico puede diagnosticar nada concreto. Es por ello que necesitará tu apoyo. Seguir leyendo »

Puntos dolorosos de la fibromialgia

En éste artículo intentaremos explicar de forma resumida y esquematizada los diferentes puntos de dolor (partes del cuerpo que son más sensibles al dolor) cuando se padece fibromialgia o síndrome de fatiga crónica. No todos los casos son iguales ni las personas padecen dolor en todos estos sitios. Simplemente se trata de diferentes síntomas que provoca la enfermedad. Seguir leyendo »