✏️ ¿Te gustaría ver publicada tu propia historia? Anímate a contárnosla! Puede servir de ayuda para muchas otras personas en tu situación! Más info aquí

Annylu y la fibromialgia

Saludos desde Quito Ecuador. Mi nombre es Ana Lucía pero todos me dicen Annylu, tengo 58 años y tengo Fibromialgia.

Mi historia comienza cuando en el año 2010, 6 años despúes del accidente de tránsito de mi esposo en el cual estuvo a punto de perder la vida y quedó con emiplegia, sordo, con problemas de habla, etc, una noche comencé con un dolor tan fuerte en el pecho que no me dejó dormir. El dolor era como que me fracturé los huesos, no podía respirar, y mi espalda no soportaba ni el roce de la ropa, asi pasé 2 días y como no me pasaba fui al hospital y me hicieron varios exámenes y placas y no encontraron nada. Me dijeron que era psicológico, otro diagnostico que me dio un médico inmunólogo fue que tenía Lupus después de hacer un examen de sangre llamado ANA, donde estaban alterados los anticuerpos y me atacaban desconociendo mi propio organismo. Para ello me dieron a tomar Plaquinol por 3 años y la verdad no mejoré. Vi otro reumatólogo y me diagnosticó artritis reumatoide degenerativa, tome para ello Meticorten, por otros 3 años, y tampoco mejoraba ya que seguía con los dolores de mi cuerpo insoportables y tenía muchas depresiones por el dolor. Mi carácter cambió, vivía cansada y en mi casa mis hijos y esposo no me creían y me decían que me estaba haciendo la víctima y les hago gastar mucho dinero.

Un día que salí a caminar me pare en un almacén y le entrevistaban en un canal a una reumatóloga y hablaban de los síntomas de la fibromialgia y dije: ” Este es mi problema”.

Llegué a mi casa y busqué en la guía telefónica reumatólogos y elegí dos en la cual la primera me dijo que no era nada y que es necesario que vaya al psicólogo. Fue hasta cierto punto grosera, luego fui a la otra y le comenté igual todos los síntomas y que eran el diagnóstico de la fibromialgia. La reumatólogo me dijo que así era y que yo sola me había confirmado el diagnóstico y para corroborar me hizo análisis de sangre y  inmunológicos y entre ellos el llamado : “ANA” el mismo que estaba con *** positivo osea muy alterado, a raíz de eso comencé con corticoides, pastillas para el dolor, inflamación de músculos, articulaciones, Omeprazol para recubrir el estómago y me hiciera daño. Tenía colon irritable, tenía síndrome de ojo seco, hipotiroidismo , infecciones de vías urinarias, extremados cambios de temperatura o mucho frío o mucho calor, dolores de cabeza, mareos, llagas en la boca, garganta, piel muy seca, caída del cabello, uñas frágiles, osteoporosis, rigidez matutina, ansiedad, depresión, cambios de carácter y para todo ello pastillas y mas pastillas, llegando a tomar 8 en el desayuno, 8 almuerzo y 8 cena.

Hace unos 5 años un médico general me dijo que debo sobreponerme, ”

Ámese, quierase, valorese, y endure su corazón para que las cosas no le afecten”

Y eso hice, me aferré a mi Fe en Dios y dejé en sus manos esta enfermedad,  y me hizo dejar los corticoides y el resto de medicina poco a poco.

Ya son 5 años que no tomo pastillas para la fibromialgia, he logrado convivir con el dolor y no dejo que el dolor me desmoralice ni me deprima, busco actividades que me entretengan para tratar de olvidar que me duele,  coloco compresas frías y calientes cuando hay mucho dolor y tomo Mobic o Meloxican con Glucosamina, me pongo VitaminaC y Complejo B para mejorar mi calidad de vida, trato de tomar productos naturales para subir mi estado inmunológico y suban mis defensas porque he entendido que cuando mis defensas bajan mi estado inmunológico se altera y la fibromialgia comienza con un nuevo brote como se lo conoce.

Aun tengo hipotiroidismo o bocio nodular tiroideo, tengo sobrepeso y no logro bajar se me hace dificil y eso que cuido mi alimentación, tengo enfermedad de Crohn, el año pasado me operaron del manguito rotador del hombro derecho, tumor benigno en la garganta, y apendicitis aguda, y creanme esto no ha hecho que me deprima, mi en Dios me ha fortalecido y he salido adelante, además de que mi hijo se casó y mi hija se fue a vivir a Chile por trabajo, pero créanme nada de eso me he dejado que me afecte o si me afectó no ha sido casi mucho.

Me duelen por las noches mis piernas, mi brazo operado, y mi otro brazo que igual tienen que operarme muy pronto pero cada día le agradezco a Dios porque sigo viva para vivir un día a la vez, con dolor sí pero vivo un día a la vez y vivirlo a plenitud, sin hacer daño a nadie y sirviendo y ayudando en lo que me es posible a los que menos tienen.

Sin Jesucristo en mi vida yo no podría seguir adelante, es quien me da las fuerzas para seguir adelante junto a mi esposo que ahora me apoya en todo despúes de que al final entendió y comprendió todo.

Esa es mi historia, esa es mi vida.

💌 Si padeces Fibromialgia te recomendamos que leas este libro digital con información para paliar sus efectos.

COMPRAR

🌻 En cambio, si se trata de Artrosis, varios usuarios han obtenido muy buenos resultados con éste otro.

COMPRAR

Deja un Comentario!

1 comentario
  1. Violetica
    | Responder

Deja tu comentario

¿Te interesa la Fibromialgia?

Suscríbete para no perderte nada

Te enviaremos un email cuando se publique un nuevo artículo o historia en nuestra web.