✏️ ¿Te gustaría ver publicada tu propia historia? Anímate a contárnosla! Puede servir de ayuda para muchas otras personas en tu situación! Más info aquí

Concienciación sobre la enfermedad

El desconocimiento social sobre lo que implica la fibromialgia es bastante amplio y necesita corregirse para que los pacientes sufran menos por sentirse incomprendidos o rechazados por la incapacitación que padecen y que no puede demostrarse en intensidad.

Necesitan sentirse comprendidos o al menos no rechazados porque luchar día a día con todo lo que implica la fibromialgia no es fácil y añadir la falta de comprensión social hará al paciente sentirse sólo, disfuncional respecto al resto.

Por eso, aparte de la evidente concienciación del enfermo, se debería empezar por formar a los profesionales que les atienden para garantizar este proceso. El médico debe interesarse, escuchar, informar de todos los puntos positivos para reforzar la mejoría, comprometerse a encontrar una solución, no infravalorar cómo se describen los síntomas; en definitiva, mostrar empatía.

La educación debería integrar posteriormente a los responsables que intervienen en la vida laborar del paciente porque esta  va a verse alterada en cierta forma. Sería importante para ellos contar con directivos de su entorno laboral que estén concienciados para facilitarles una reintegración desde su nueva condición.

Cómo no, la economía del país también interviene en uno de los puntos básicos de este asunto. La falta de inversión en investigación, sobre todo en enfermedades no muy frecuentes, es una lacra que no permite avanzar para a tantas personas que siguen sufriendo. Además, se debe de poner más empeño en la instauración de protocolos que califiquen la posible incapacidad de individuos fibromiálgicos.

Sin embargo, el factor donde la concienciación es decisiva es el entorno familiar. Por su cercanía, la convivencia diaria y por ser la familia quién más apoyo y cariño puede dar al estar entre seres queridos, debe informarse ante todo. El paciente con fibromialgia necesitará, sobre todo al principio, ayuda con actividades que ahora le resultan difíciles o dolorosas, necesitará compañía en momentos difíciles, ánimo que garantice su autoestima y colaboración para que su sueño mejore y con él el resto de síntomas.

No cabe duda de que la principal ayuda que todo ser querido puede ofrecer es el cariño que tanto necesita la persona enferma.

 

💌 Si padeces Fibromialgia te recomendamos que leas este libro digital con información para paliar sus efectos.

COMPRAR

🌻 En cambio, si se trata de Artrosis, varios usuarios han obtenido muy buenos resultados con éste otro.

COMPRAR

Deja un Comentario!

2 comentarios
  1. charo
    | Responder
  2. Ines margarita ahumada
    | Responder

Deja tu comentario