✏️ ¿Te gustaría ver publicada tu propia historia? Anímate a contárnosla! Puede servir de ayuda para muchas otras personas en tu situación! Más info aquí

Con fibromialgia desde los 19

Hola mi nombre es Yenyfer Vélez. Actualmente tengo fibromialgia y fui diagnosticada con este problema (por así decirle problema, porque la verdad es una verdadera cruz, pero bueno).

Cuando tenía 19 años conseguí mi primer trabajo de oficina y siempre tenía un fuerte dolor en el hombro y en lado derecho del cuello. Yo no le paraba mucho cuidado. Mi mamá siempre me decía que era del cansancio, del agotamiento. Me hacía un masaje, yo me tomaba una pastilla para el dolor y me acostaba a dormir y pues al otro día como si nada…

Luego cambie de trabajo a un Call center. El trabajo consiste en estar sentado muchas horas y en una posición estática mucho tiempo. Para ese momento ya vivía con mi novio. Cuando llevaba 1 año en el Call center el dolor del cuello apareció más constante, más fuerte… Ya no se quitaba con una pastilla y un masaje; ya tenía que ir al médico para que me enviara relajantes musculares y pastillas para el dolor y claro, la incapacidad, porque yo no era capaz de mover el cuello en absoluto.

Las consultas se volvieron tan constantes por el mismo problema que me mandaron una radiografía y a visitar al fisioterapeuta. Cuando me deciden enviar donde el fisiatra ya el dolor había aumentado y avanzado lo suficiente como para llegar a ambos brazos y toda la espalda. El fisiatra me ve y me envía a comprar Amenex y más medicamentos, pero los dolores seguían aumentando por todo el cuerpo y yo no entendía que pasaba. Para ese momento mi vida había cambiado ya bastante. Yo ya no podía trabajar tantas horas. El dinero disminuía en la casa y a mi marido le tocó prácticamente coger la responsabilidad de toda la casa solo. Fue duro cuando todo era por mitades y nos quedaba siempre dinero justo para salir. Ya no había ni dinero y yo siempre estaba cansada y tenía algún dolor en alguna parte del cuerpo.

El fisiatra no encuentra nada, el ortopedista tampoco y entonces me envían a la clínica del dolor por que al parecer podía ser un síndrome meofacial.

Cuando a los 21 años te dicen esa palabra es como si te estuvieran hablando en chino. No tienes ni idea de que te hablan. Me mandaron a Clínica del dolor:

Allí nuevamente me mandaron donde un montón de especialistas: internista, cardiólogo, neurólogo y reumatólogo. Todo se complica cada vez más.

Hay días en que el dolor es mínimo como también están los días de crisis en los que no aguanto ni la ropa que tengo puesta. He recibido mucho el apoyo de mi esposo el se ha quedado a mi lado estos casi ya tres años teniendo en cuenta que somos jóvenes y que debemos de llevar una vida muy limitada. Casi no existen para nosotros las fiestas ,ni compartir con los amigos o familiares. Casi siempre prefiero estar en mi casa tranquila sin que nadie me diga “te tienes que relajar“…

Por dios ustedes no saben que es una crisis! Cómo me dices que me relaje! He recibido mucho y poco apoyo por parte de mi familia. Por qué digo que mucho y poco? Porque tratan de entenderme pero se cansan de hacerlo y cuando se cansan de hacerlo hacen comentarios hirientes:

“Cómo es que siempre tienes dolor…

Me gustaría gritarles en la cara “Siiiiii, si! Siempre tengo dolor de mínimo o moderado a un horrible dolor que paso sentada en la sala suplicándole a Dios que me ayude a aguantarlo”.

Ya ni siquiera pido que me quite la enfermedad ni pienso porque a mí? Porque prefiero tenerla yo y no ver a alguien que yo ame con este dolor. No lo soportaría. Prefiero pedirle a Dios que les de mucha salud a todos mis familiares amigos y que a mí me ayude a aguantar para seguir batallando día a día. No solo con el dolor sino con todo lo que conlleva tener Fibromialgia.

Porque déjenme les digo, no solo es dolor… A mí por ejemplo me dan muchas cosas más:

Cansancio crónico, ardor, mareos, migraña, crisis estomacales, las constantes infecciones urinarias, la depresión que es horrible, las crisis de pánico… Y todo lo demás que ustedes ya saben.

Pero por mas que se sientan sol@s, hay mas personas que sabemos claramente y de forma detallada lo que sienten.

💌 Si padeces Fibromialgia te recomendamos que leas este libro digital con información para paliar sus efectos.

COMPRAR

🌻 En cambio, si se trata de Artrosis, varios usuarios han obtenido muy buenos resultados con éste otro.

COMPRAR

Deja un Comentario!

Deja tu comentario