✏️ ¿Te gustaría ver publicada tu propia historia? Anímate a contárnosla! Puede servir de ayuda para muchas otras personas en tu situación! Más info aquí

Hay que seguir luchando, no dudes en dar el paso

Queridas amigas, cada vez se nos hace más difícil decir y escuchar que tenemos que ser fuertes, valientes y tantas cosas para darnos fuerzas y seguir adelante. Quizás otros por el mero hecho desde el desconocimiento porque no saben todo el dolor que sufrimos. Con tantos síntomas que contamos día a día, uno detrás de otro sin apenas darnos un respiro.

De verdad que yo sería la primera si esto algún día tomara otro rumbo distinto. Saber si llegarán al sacar un nuevo medicamento con diferentes efectos secundarios, porque ya no sólo es el dolor de la enfermedad, sino las secuelas que nos puedan quedar. Pero para ello HAY QUE SEGUIR LUCHANDO. NO DUDES ES DAR EL PASO.

Tenemos que hacerlo juntas, para luchar por los derechos que nos corresponden, somos humanos que muchos tenemos familia que en tema de labores dependen de nosotros, otras personas que están solas, que tristemente se las tienen que arreglar de la manera que puedan.

Y cuando está enfermedad aprieta son demasiados dolores, demasiada carga para un cuerpo que por dentro ya esta roto. Como nos vamos a dar por vencidas??

Si no hablamos nosotras NO esperemos que lo hagan otros, nadie podrá ponerse en nuestro lugar si no sufre esta maldita enfermedad, porque yo en mi caso, sabiendo lo que me quejo sin decir de que, ellos mismos dicen que es de la puñetera enfermedad y eso me enfadaba, me molesta, porque parece como se suele decir que me dan la razón como los tontos. HAY QUE SEGUIR LUCHANDO. NO DUDES ES DAR EL PASO.

No sonrío, no hablo, porque el dolor me lo impide, el no poder seguir el ritmo de mi familia y amigos, me hacen sentir que soy una persona aburrida y sin ganas de hacer nunca nada con ellos y la cuestión es que ya no se si tienen razón o no.

Me molesta el sonido de un teléfono, me aterra y me disgusta tener que decir siempre a todo que no, pero es superior a mis fuerzas, no puedo evitarlo, siento que es como una obligación que me causa una ansiedad tremenda. Cuantas cosas han cambiado en mi vida, que tristeza para mi y para mi familia.

No quiero paseos, ni cenas familiares, el ruido no lo soporto, me canso, me fatigo y empiezo a fruncir el ceño y no es justo!! tengo que intentarlo, pero como?? HAY QUE SEGUIR LUCHANDO.NO DUDES EN DAR EL PASO.

Cuantas cosas echo de menos pero con este dolor que no se olvida de mi ,me incapacita para hacer ciertas cosas que antes hacia y ahora ya no.

Yo creo que hay personas que se equivocan al decir que esta enfermedad es invisible, de invisible para nada, el dolor es visible, solo es invisible para las personas que sean incapaces de enfrentarse a lo que es la realidad y lo evita, cosa que no entiendo, ni entenderé jamás.

El dolor tiene cara, bien en la mía , en la tuya o en la de cualquiera. El dolor es dolor y causa mucha tristeza, que se refleja en una triste mirada, en un repentino cambio de humor, el querer y no poder, en la limitación a la que nos somete, a esa extraña nube que se pone encima de la cabeza.

De lo incómoda que te hace estar cuando quieres recordar a alguien y no eres capaz.

Yo sigo con mi erre que erre, tengo que aceptar que me tocó una enfermedad que de ella nada sabia, que cuando te relajas un poco, llega el dichoso brote y te machaca sin piedad, te anula como persona, te deja débil y llena de intensos dolores, postrada en la cama pasando esos jodidos dolores.

Pero hay que decir las cosas claras, a mi me encantaba dar largos abrazos y un montón de besos, pero ahora me cuesta hacerlo, aunque a veces no se puede evitarlo ya que soy muy extrovertida y entonces lo hago sabiendo que pago un precio muy alto.

Yo mi dolor lo guardo debajo de una buena capa de maquillaje, mi raya en los ojos y mi brillo en los labios, pero cuando no he podido hacerlo, he sentido un gran rechazo.

Hay cosas que las personas no saben, ni empatizan, pero todo es respetable, no quiero hacer, lo que otros hacen conmigo.

Así que amigas y amigos, no podemos estar pensando y mucho menos permitirnos el que nos entre miedo, ni bloquearnos por culpa de unos dolores que será muy difícil quitarlos .

Tenemos que ser conscientes que no a todo el mundo podemos agradarles o entiendan una enfermedad que después de tantos años ahora es cuando estamos metiendo ruido.

Una buena forma de que los demás intenten comprendernos, que es un dolor real y poco conocido en esta sociedad. Seguiré sufriendo ya que no hay remedio ni cura, pero mientras tanto…

HAY QUE SEGUIR LUCHANDO. NO DUDES EN DAR EL PASO.

Como siempre agradecida a todas las personas que dedican un poquito de su tiempo leyendo mis textos. Espero con ellos poder aportar y yo aprender más a valorar las cosas. Y pensar que estoy viva y tengo una enfermedad.

GRACIAS.

💌 Si padeces Fibromialgia te recomendamos que leas este libro digital con información para paliar sus efectos.

COMPRAR

🌻 En cambio, si se trata de Artrosis, varios usuarios han obtenido muy buenos resultados con éste otro.

COMPRAR

Deja un Comentario!

1 comentario
  1. Angelica Lordena Medina Cocomá
    | Responder

Deja tu comentario

¿Te interesa la Fibromialgia?

Suscríbete para no perderte nada

Te enviaremos un email cuando se publique un nuevo artículo o historia en nuestra web.