✏️ ¿Te gustaría ver publicada tu propia historia? Anímate a contárnosla! Puede servir de ayuda para muchas otras personas en tu situación! Más info aquí

Historia y estudios del síndrome de fatiga crónica SFC

Durante gran parte del siglo pasado, los médicos debatieron si el síndrome de fatiga crónica era una enfermedad infecciosa. En las décadas de 1930, 1940 y 1950, en todo el mundo se describieron multitud de casos de lo que ahora denominamos SFC. En 1934, entre el personal sanitario del ACG Hospital, se produjo un brote de una enfermedad cuyas características coincidían plenamente con las descripciones actuales de la fibromialgia. En esas fechas proliferaba el virus de la polio, y los expertos en salud pública sospechaban que la causa de las epidemias era una forma atípica de la polio.

Sin embargo, los síntomas neurológicos fueron más leves, nadie desarrollo una parálisis y nunca se llegó a detectar el virus. El síntoma crónico más frecuente en esos pacientes fue la fatiga, que a menudo duraba años, algo que podía ser angustioso para ellos al largo del tiempo.

A lo largo del siguiente lustro, en todo el mundo se dieron varios grupos de  casos inexplicables de fatiga crónica. Aparecieron brotes en Islandia, Sudáfrica, Inglaterra y Australia. La naturaleza epidémica de esos casos volvía a sugerir la idea de que el causante de la afección era un agente infeccioso. Sin embargo, en una amplia mayoría de los pacientes no se detectó ninguna infección, y ningún enfermo falleció ni sufrió parálisis.

El SFC y la fibromialgia están asociados con trastornos cognitivos, dolor muscular y fatiga. En muchos lugares del mundo se ha denominado encefalomielítis miálgica benigna. El termino  mialgia alude al dolor muscular, y encefalomielitis al cerebro. De hecho, el SFC y la fibromialgia se consideran en la actualidad enfermedades del sistema nervioso. Esto no significa que se produzca un daño celebrar irreversible. Uno de los mitos más aterradores en torno al SFC es que destruye el tejido cerebral de forma inexorable, no deja de ser un mito.

💌 Si padeces Fibromialgia te recomendamos que leas este libro digital con información para paliar sus efectos.

COMPRAR

🌻 En cambio, si se trata de Artrosis, varios usuarios han obtenido muy buenos resultados con éste otro.

COMPRAR

Deja un Comentario!

Deja tu comentario