✏️ ¿Te gustaría ver publicada tu propia historia? Anímate a contárnosla! Puede servir de ayuda para muchas otras personas en tu situación! Más info aquí

Lourdes: sobreviví a la fibromialgia

Hola soy Lourdes. Soy del estado de Aguascalientes, en el bello país de México, casada, tengo dos hijos y una discapacidad visual.

La fibromialgia trajo a mi vida un montón de cambios, buenos y malos.

Me pasaba los últimos años de mi vida metida con los médicos, en estudios, análisis, radiografías y terapias físicas. Lo más triste del asunto es que me dolía profundamente por que no podía dedicar tanto tiempo para mi, ya que yo soy madre de dos hijos ciegos y ellos me necesitaban mucho.

Los cambios de ánimo, los dolores y el cansancio afectaban a la atención que requerían mis hijos y yo más me hundía en la depresión, por que no entendía por qué yo, siendo una mujer por siempre activa y luchadora.

Fue en el año 2011 que un médico me habló de la fibromialgia y sus síntomas, me envió al reumatólogo y él determinó que yo tenía FM y SFC.

Allí comenzó otro viacrucis ya que no podía explicar a mi familia lo que era ésta enfermedad, y ni mi esposo, ni mis hijos y mucho menos los demás me creían. Sólo decían las frases que lastiman tanto como:

  • Estás cansada, tienes que salir más, es algo Psicológico, tú te inventas las enfermedades; y así otras más.

Llegué a un extremo de intentar suicidarme, sólo que mi Dios no lo permitió.

Las redes sociales se convirtieron en una forma de escape a mi depresión y dolor. Pasaba alrededor de 20 horas al día en Facebook, no comía, no dormía y cada vez me alejaba más y más de mi familia.

Pero aquí va lo bueno e interesante: en Facebook encontré a la persona más buena, noble, amorosa y valiente que he conocido, un ángel que trajo a mi vida nueva luz.

El es Víctor, un abogado que también es ciego y vivía a muchos kilómetros de distancia, en el estado de Chihuahua. Al principio yo me revelaba para tener una relación con él, ya que estaba casada, pero su calidez poco a poco me fue sacando de mi oscuridad, y sucedió el día en el que decidí conocerlo en persona.

Esa fue una etapa muy dolorosa porque me separé también de mis hijos, pero ellos terminaron por comprender que era lo mejor para mi, ya que su padre era de lo más nocivo para mi enfermedad.
Victor me ayudó, me acercó a mi rehabilitación del cuerpo y del alma.

Estoy mejor que antes, aunque no dejo de tener crisis por que el padre de mis hijos sigue molestándome. Añoro tener toda la tranquilidad que sea posible, mis hijos me apoyan en mi nueva relación y ese amor que me tienen junto con el de Víctor, me hacen levantarme con nuevos bríos por la mañana.

💌 Si padeces Fibromialgia te recomendamos que leas este libro digital con información para paliar sus efectos.

COMPRAR

🌻 En cambio, si se trata de Artrosis, varios usuarios han obtenido muy buenos resultados con éste otro.

COMPRAR

Deja un Comentario!

Deja tu comentario