✏️ ¿Te gustaría ver publicada tu propia historia? Anímate a contárnosla! Puede servir de ayuda para muchas otras personas en tu situación! Más info aquí

Mamá en apuros por la fibromialgia

Después de dar a luz a mis mellizos, ya teniendo una nena de 5 años me encontraba cansada pero con ganas de tirar adelante y feliz.

Pero al año cuidando a mis 3 peques, trabajando en una oficina con presión unas 8 a 10 horas diarias y llevando mis tareas sola. Porque mi marido por trabajo no podía ayudarme, empecé a encontrarme mal.

Tenía dolores articulares, infecciones de orina, del dolor incluso me ingresaron una noche en el hospital de Bellvitge (Barcelona) al creer que tenía cólicos en el riñón.

Total, que al faltar mucho al trabajo mi jefa empezó a humillarme delante del resto, me solicitaba documentación la cual nunca me había pedido, cuestionaba todo lo que hacía, incluso lo hacía en mi tiempo de comidas delante del resto de personal. Con esto cogí tal depresión que tuve que coger la baja y pedir ayuda de psiquiatras y psicólogos, además de muchos medicamentos.

Después de meses me diagnosticaron un bocio en la tiroides, aún sin tener problemas de nada con ellas.Me tuvieron que extirpar la mitad.

Pero en el postoperatorio mis dolores se agrabaron mucho, derivándome al médico interno del hospital, el cual, después de muchas pruebas me diagnosticó Fibromialgia.

Mi doctora de cabecera ya hacía tiempo que me había comentado que todo lo que me sucedía tenía todos los síntomas, así que realizaron receta crónica de Diazepan, antiflamatorios y antidepresivos.

Cual es mi sorpresa que tomándolo, algo me aliviaba, pero mi memoria y concentración eran cada vez peores.

Como tuve que volver al trabajo, deje de tomar el antidepresivo y reducir la toma del relajante, y así he ido aguantando 2 o 3 años, sobrellevándolo con días de vacaciones y más días que le compro a la empresa cuando no puedo no levantarme de la cama. Y mucho menos coger mi vehículo y pasar mi jornada, ahora de 6 horas, pero insoportables al estar sin poder moverme de la silla en ese tiempo.

A día de hoy llevo 4 meses de baja, ya un tuve un brote, cogí dos días personales pero al tercero tuve que pedir ayuda al médico.

Me encuentro juzgada por la mutua de la empresa, compañeros y familia, que no logran entenderlo. Asistiendo al médico de cabecera  que no hace mucho, con lo que me veo obligada a ir a especialistas pagados por mi como el reumatólogo, psiquiatra, endocrino, psicólogo, etc… Pero sin mejora… He probado en estos meses más de cuatro diferentes combinaciones de analgésicos.

La mutua me ha enviado a su psiquiatra el cual indicaba en su escrito que estaba perfecta para trabajar. A parte de un montón de mentiras como que había ido sola a la consulta y con sólo el vídeo de vigilancia podría demostrarlo.

Hace dos días por sorpresa, me ordenaron ir a hacerme una prueba biomecánica la cual creo que fue una perdida de tiempo. Ya que a un enfermo de Fibromialgia, más Fatiga Crónica que también me han diagnosticado, no se le pueden probar las enfermedades.

Me encantaría que descubrieran un aparato que entrará dentro de mi, que pueda sentir el dolor con el que tengo que vivir, las cefaleas y mareos diarios que me suelen acompañar.

Además de esto, el transtorno depresión con ansiedad que el psiquiatra me ha encontrado, ya que no puedo asimilar que me pueda suceder esto con 37 años, madre de 3 niños y que no exista nada para curarlo en estos tiempos.

Aunque mi mayor pena es como explicarles a mis hijos porque no puedo atenderles cada día igual, por qué mi carácter cambia por minutos, por qué esa madre todo terreno pasa muchos días en cama y llora sin ningún motivo aparente. Asistiendo a muchos médicos, pero nunca mejora.

Lo mas irónico de todo que la mutua y el doctor de cabecera pronto me obligarán a trabajar ya que aunque esta enfermedad está reconocida por la OMS, son muy pocos casos los cuales tribunales médicos lo consideran para motivo de grado de minusvalía, y es impensable una paga, ya que la profesión que ejercías, y el tiempo que dedicadas ahora se te hace un verdadero infierno

Un beso a todos los que lo leáis y espero que pronto se reconozca que somos tan vulnerables a realizar una vida normal, como cualquier enfermedad que limita psíquica y físicamente a la persona.

Saludos,

Sandra

💌 Si padeces Fibromialgia te recomendamos que leas este libro digital con información para paliar sus efectos.

COMPRAR

🌻 En cambio, si se trata de Artrosis, varios usuarios han obtenido muy buenos resultados con éste otro.

COMPRAR

Deja un Comentario!

2 comentarios
  1. Aurora
    | Responder
  2. gloria posada
    | Responder

Deja tu comentario