✏️ ¿Te gustaría ver publicada tu propia historia? Anímate a contárnosla! Puede servir de ayuda para muchas otras personas en tu situación! Más info aquí

Mi historia acompañada de FM

Desde muy niña la lluvia ha sido un tormento para mi puesto que el cambio de clima afectaba los músculos de mis piernas, por lo tanto sentía un terribles dolores y calambres. El bruxismo y síndrome de pierna inquieta empezaron a los cinco años, mi mamá se negaba a dormir conmigo. Ella decía que con el ruido de los dientes y piernas no la dejaba…

Cuando entré al bachillerato las clases de educación física eran detestables, me cansaba muy rápido. Luego me díagnosticaron escoliosis lumbar. Cuanto empecé a estudiar en la universidad los síntomas disminuyeron me fue súper bien. Incluso en la universidad me dieron un diploma por ser muy buena compañera y tolerante con mis amigos de clase.

Cuando entré a la vida laboral hace tres años empecé a sentir dolores en los miembros inferiores. si me presionaban sentía como si me hubieran pegado y el dolor era producido por los golpes. Sentía calambres, no dormía en la noche y tenía mucho cansancio.

Me hice todos los exámenes de anticuerpos, cuando me mandaron el ANA (lupus) me quería morir de la desesperación. Con tan solo 24 años decía yo; pero gracias a Dios salieron negativos.

Lo peor es k nadie te cree que tienes el colon inflamado, que el ruido te molesta, que te duele todo. En fin…

El reumatologo me diagnosticó fibromialgia a la edad de 25. Esta es mi edad actual. He aprendido a vivir con el dolor aunque nadie me crea.

Estudio otra carrera, a veces pierdo la concentración, pero he sabido manejar la situación. Siempre me gustó la psicología y la filosofía, que es lo que estudio ahora, y ésta bendita enfermedad no me va a vencer.

A veces me pregunto porque yo tan joven pero por cada dolor doy gracias a Dios porque es fibromialgia y no un lupus que si que mata y que muchas de mi edad se han muerto.

Como psicóloga pienso que no debemos rendirnos, cambiar los pensamientos negativos por otros de positivos, tener una motivación, unas ganas de luchar, porque la fibromialgia no es el fin de la vida. Debemos ser resistentes y saber vivir con ella.

Yo salgo, voy a rumbas, me divierto, estudio, no presto atención a si me creen o no.

Mis metas a cumplir son mi mayor motivación. Tomo jugo de fresas, yo misma me quite el azúcar y las carnes rojas, disminuí las grasas y cada dos días tomo una Preludyo a las ocho (me la recetó el reumatólogo). A veces tengo mis crisis normal, pero sigo en pie. Buen día

💌 Si padeces Fibromialgia te recomendamos que leas este libro digital con información para paliar sus efectos.

COMPRAR

🌻 En cambio, si se trata de Artrosis, varios usuarios han obtenido muy buenos resultados con éste otro.

COMPRAR

Deja un Comentario!

3 comentarios
  1. Norita urra moraga
    | Responder
  2. Alejandra
    | Responder

Deja tu comentario