✏️ ¿Te gustaría ver publicada tu propia historia? Anímate a contárnosla! Puede servir de ayuda para muchas otras personas en tu situación! Más info aquí

Mi vida: Familia, amigos y Fibromialgia

Hace cinco años que la padezco. Sentía dolores como si estuviera siempre con gripe, caminaba dos cuadras o tres y el dolor de las caderas se corre hasta la pelvis. Allí quedaba parada como si hubiese trancada como los caballos, y no podía dar un paso mas. Terminaba tomando un taxi.

Así que visité a la reumatóloga, me indicó unos calmantes. Diagnóstico: artrosis. Pasado el efecto los dolores volvían. Consulté con otra reumatóloga quien me indicó más estudios. Cómo se fue a EEUU volví a la anterior con los estudios. Dijo que me estaba tratando equivocadamente, que aparte de los dolores presentaba aplastamiento de vértebras y una hernia de disco. Que no había remedio para esto salvo calmantes sumado a la artrosis.

Consulté con un traumatólogo, me dio el mismo diagnóstico, y me recetó unas pastillas que me hicieron re bien. La fórmula es Meloxican con Piridinol. Me derivó a la reumatóloga.

Aún lo tomo pero con poca frecuencia. La Dra. entonces me dio la Pregabalina. Me sentía nueva. En un principio no la toleraba, comencé con 25 mg por día luego pase a 50 y luego 75. Nunca pasé la dosis de 75 mg. La mantenía un tiempo luego la bajaba.

Mientras veía en una amiga que tiene lo mismo cómo subía de peso, y cada vez le aumentaban más la dosis, hasta que llego a tener 60 kilos extras y le hicieron el bypass gástrico. Ahora está delgada pero los dolores no se los solucionaron, está con tratamiento psiquiátrico, y con reumatología. No quiere tomar nada, después de esta experiencia, igual volvió a gimnasia, pero le ataca mucha depresión, y el dolor en ella es localizado, (hombro, o pierna o etc).

Mientras mi vida la iba sobrellevando, hasta que empecé a tener problemas con mi estómago ya que sufro de gastritis, con hernia de hiato. Me indicaron suspender la Pregabalina. Lo hice de a poco, pero los trastornos de la dependencia me destruyeron, los primeros días de septiembre me quede totalmente sin fuerzas, tenía fuerte dolor al estomago me subía hasta endurecer la mandíbula y corría por mi espalda y con muchísimo dolor. No podía comer, vomitaba, permanecí en cama y perdí 15 kilos… No podía estar de pie, ni hablar, creí morir. Con turno fui a mi medica de cabecera y se negó a atenderme, me vio la reumatóloga pero me envió a emergencias. Me sacaron un electro por los dolores de pecho, salió bien, fue cuando le dijo el médico a mi esposo que era depresión. Tomé tanta rabia que volvimos a casa, no podía ni pararme, tomaba Apasmo, Y para los nervios Tranquinal de 1 mg.

La ambulancia con medico había venido dos veces, uno diagnóstico estrés con problema de digestión,(soy afebril, por lo que no encontraban fiebre) pero el cuerpo me hervía.

Al otro médico le tuve que pedir que se retirase porque me maltrató como si estuviese loca, el mismo día que fuimos al hospital por la noche volví a descomponerme, parecía tener el estómago pegado. Apenas podía respirar ya que el diafragma estaba totalmente inflamado.

Llamé a la ambulancia y al fin un médico avezado dio con la tecla presentaba una Osteocondritis,(inflamación de los músculos que recubren los huesos). Me inyectó y logré relajarme. Calmó el dolor y después de una semana casi sin dormir pude dormir.

El dolor fue aflojando, pero no tenía fuerzas, y poco comía, casi nada. Así que decidí comprar Ensure Plus, y comencé a tomar 2cm por día para abrir el apetito y me fui reponiendo. Los dolores disminuyeron, claro, tenía 15 kilos menos. Ahora peso 65 y pesaba 73 ( Mido 1,67). Logré reponerme, y comencé a comer bien liviano, cambié de médica de cabecera.

Ésta me mando nuevos análisis con diagnóstico de Astenía. Aun falta un mes para que los vea, pero me mandó al gastroenterólogo, una decisión difícil para mi porque soy alérgica grado 4. Y las endoscopias me las hacen despierta.

Tengo turno para el viernes y será la 3° que me harán. Mientras la nueva médica me pidió que vuelva a la Pregabalina.

Mi decisión es NO. Los dolores han vuelto, la rigidez, y demás. Los sobrellevo con calor seco, y el Meloxican con Piridinol, hasta saber que pasa por mi estómago.

Tema Familia y amigas:

BlancaLindo tema. Desaparecieron. Salvo la persona que sufre como yo y mi marido que no entiende esta enfermedad pero me ve sufrir, y tengo un solo hijo, casado con una enfermera, en un principio dijeron todos: que estaba loca todo de la cabeza y no me creen. Pues pedí turno y visité a mi psiquiatra que hacía 6 años no me veía.

Conversamos 2 hs. Diagnosticó que de la cabeza estoy espectacular, asumiendo el cambio de mi edad 63, y viendo lo que por razones de trabajo estudios, (tengo varios) cuidando a la familia, corriendo por todos, soy solidaria por naturaleza, antes no veía.

Me explicó que era hora de bajar, dejar que los demás saquen sus conclusiones y dejen de depender de mi. Que no me deje fastidiar, que se arreglen solos. Y les digo: tenía razón. Dejé de correr, y veo que ellos pueden por sí mismos.

Hay días que me levanto hay días que no puedo. Me indicó dos medicamentos naturales:

  • uno por la mañana que me da unas fuerzas increíbles, ya que estoy baja de vitaminas porque no las tolero, la formulacion a base de Hipérico. Tomo media pastilla.
  • Y por la noche para dormir además de el Tranquinal, Melatol 3 mgs, tomo media. Y descanso bien. En lo posible previo a acostarme un buen baño caliente. Me siento mejor, pero no puedo dejar el Ensure Plus, recuperé 5 kilos y allí quedé clavada.

Se a conciencia que no salí de mi enfermedad, que la fibromialgia está, me condiciona y me lleva mal, mi humor cambió totalmente, no estoy depresiva, estoy dolorida. Y que no me entiendan me saca. Afecta a mi visión, hay días mas días menos.

Consecuencias:

Me quedé sola con mi marido. Alguna amiga me llama, de vez en cuando en especial si necesitan que las asesore con algún problema legal, pero venir a verme, nada. Mi nuera vino tres días, brilla por ausencia, se dio por dejada de lado, ofendida, a más de aclárame que no puede asistirme por su trabajo. (Nunca se lo pediría). Mi hijo viene poco, pero como no soporto que quieran decirme qué sentir o qué hacer, delante de el siempre estoy bastante bien, cuando se va me acuesto.

A éstas alturas, con mi marido que tiene 80 años, y casi no camina, hemos pasado días que teniendo para ir a comprar comida, no teníamos ni un pedazo de pan para comer, porque no podíamos movernos. Dos veces aparecieron mi amiga que sufre igual que yo, y otra Sra que son religiosas, me sacaron las papas del fuego, al menos para el día.

Ahora que tengo la cabeza despejada, tomé una Sra una vez a la semana para la limpieza, un jardinero una vez al mes. Mi marido me lleva en el coche los sábados y hacemos compras para toda la semana. Casi no manejo, porque me duele el tórax como si fuese la carcasa de una gallina. Ponerme nerviosa no me hace bien.

En definitiva Es una enfermedad en mi caso que camina rápido, frustrante para las personas que hemos desarrollado actividad durante toda la vida, soy profesora de artesanías, pero no me dan las manos, lo soy de lencería pero la espalda me mata cuando agarro la máquina. Soy Gestora, y Secretaria Judicial. Me gusta leer, pero no siempre tengo la cabeza despejada. Para movilizarme cuando salgo uso un body elastizado y me permite disminuir el dolor al sostenerme el cuerpo.

Tengo días de muchas lagunas cuando busco palabras para expresarme. A veces me gana el cansancio y prefiero no hablar. Medicamentos hay muchos, pero antes de tomar la pastilla entera prueben con un cuarto y luego aumenten de a poco.

No he tomado todo lo que me indican, pero les paso los nombres, Listaflex, Dorixina Relax, Derrumal( me hace bien cuando hay mucho dolor). Molagar (veneno para mí). Nervomax B12. Muy bueno. Vitamina D. (no la tolero ni los huesos la absorben).

Actualmente estoy usando parches de Diclofenac que se cortan en tiritas y se coloca en el punto de dolor, a quien lo han probado les ha resultado, para mí son una salvación.

Uso el body, no la faja de cintura, porque da mucho calor y te cocina los intestinos. Otra que aprendí los días que estuve en cama es cuando el cuerpo tiene fiebre mojar una toalla o pañuelo grande con agua fría y vinagre blanco, la extiendes sobre la zona afiebrada y dejas que absorba el calor, resultado fantástico, baja toda la inflamación.

Espero mi historia les sirva. Leo todo lo que me llega de fibromialgia. Y la nota de hoy me viene al dedillo, porque ya no sé cómo explicar que es la fibromialgia para que lo entiendan. Algunos cuando dicen FIBROMIALGIA y no saben que es creen que estás padeciendo una enfermedad contagiosa.

Disculpas si por momentos mi relato es confuso o disperso, pero eso también se lo debo a quien me va a acompañar de por vida. LA FIBROMIALGIA…

💌 Si padeces Fibromialgia te recomendamos que leas este libro digital con información para paliar sus efectos.

COMPRAR

🌻 En cambio, si se trata de Artrosis, varios usuarios han obtenido muy buenos resultados con éste otro.

COMPRAR

Deja un Comentario!

2 comentarios
  1. Li
    | Responder

Deja tu comentario

¿Te interesa la Fibromialgia?

Suscríbete para no perderte nada

Te enviaremos un email cuando se publique un nuevo artículo o historia en nuestra web.