✏️ ¿Te gustaría ver publicada tu propia historia? Anímate a contárnosla! Puede servir de ayuda para muchas otras personas en tu situación! Más info aquí

Mis días de FM, por Alee Miranda

Otro día más de vida… Desperté como todos los días: sin ganas de hacerlo pero feliz de abrir los ojos un día más viendo conmigo a mi familia. Me levanté como siempre lo hago: llena de dolor pero con la esperanza de que este cese. Me alisté como lo hago a diario: lo mejor que puedo aunque no sea mucho.

Alee 2

Desayuné como cada mañana: queriendo regresar a la cama pero agradecida con El Señor por poner alimento en mí mesa. Salí al colegio como lo hago siempre: cansada sin siquiera comenzar esfuerzo alguno pero viendo cada vez más corto el camino a la meta.

Así continuó mi día pero sabía que cada instante faltaba menos que cuando comenzó. Llegué a casa casi sin poder llegar, molida, adolorida, agotada, fatigada, ya no sentían nada de mi cuerpo pero a la vez sentía todo… cené, me bañé y me dije “bien hecho, lograste concluir un día más mi guerrera, felicidades, no cualquiera puede con todo esto, vamos por más”.

AleeRetiré capa por capa de maquillaje que tenía sobre el rostro comenzando por la máscara de pestañas, el corrector para las bolsas bajo los ojos y el delineador sobre estos y al retirar todo esto pude verlos tal cual son y ahí estaban, unas hermosas ojeras que dejaban ver todas esas noches de insomnio, todas esas lágrimas derramadas, todo ese cansancio.

Continúe con el maquillaje, el bronceador y las chapitas y vi mi hermoso cutis lleno de afecciones en la piel a causa del sol, la resequedad y deshidratación, las marcas por infecciones cutáneas. Despinté mis labios y ahí estaban esos hermosos pellejitos por tenerlos resecos. Cepillé mi cabello y sentí ese dolor que seguía ahí desde el mediodía pero que trataba de ignorar.

Entonces, me abracé a mí misma y me dije:

“Eres terriblemente hermosa”

Y es que en efecto lo soy, todas esas imperfecciones me hacen ver lo perfectamente fuerte que soy, lo que puede hacer y lograr, lo terrible que puede ser algo además de complicado, pero la hermosura que es salir adelante después de todo. Así es mí día a día con fibromialgia.

Y tú, guerrero que la padeces quiero felicitarte, sí, FELICIDADES, eres un verdadero campeón que va avanzando en este difícil camnino y nunca olvides que la fe y la esperanza son los mejores motivadores para seguir en esta lucha. La enfermedad cambia tu vida y hábitos, pero sólo tú decides con qué actitud llevarla.

Alee Miranda

💌 Si padeces Fibromialgia te recomendamos que leas este libro digital con información para paliar sus efectos.

COMPRAR

🌻 En cambio, si se trata de Artrosis, varios usuarios han obtenido muy buenos resultados con éste otro.

COMPRAR

Deja un Comentario!

9 comentarios
  1. Ale fernandez
    | Responder
    • Alee Miranda
      | Responder
  2. Makarena lira
    | Responder
  3. Paula laird
    | Responder
  4. clelia
    | Responder
  5. claudia fantaguzzi rodriguez
    | Responder
  6. Marta Orueta.
    | Responder
    • Alee Miranda
      | Responder
  7. ada.elia56@gmail.com
    | Responder

Deja tu comentario