✏️ ¿Te gustaría ver publicada tu propia historia? Anímate a contárnosla! Puede servir de ayuda para muchas otras personas en tu situación! Más info aquí

Síntomas de las personas que sufren de fibromialgia

La fibromialgia es un síndrome que se caracteriza por un grupo de síntomas muy general, tanto a nivel físico (trastornos en los músculos y en los huesos) como de orden psicológico  (dificultad para conciliar el sueño correctamente, problemas de memoria, dolor de cabeza…). En este artículo se va a profundizar un poco más en todos estos síntomas.

El gran síntoma por antonomasia de la fibromialgia es el dolor. No se trata de una dolencia concreta, sino difusa y difícil de describir: malestar, calambres, pequeños espasmos localizados… Además de esto, es frecuente que los pacientes describan la rigidez de partes de su cuerpo. Este anquilosamiento suele notarse tras estar sin moverse durante un periodo largo -por ejemplo, después de dormir o de estar sentado en el ordenador-.

Otra consecuencia derivada de padecer fibromialga es el síndrome del dolor miofascial (MPS en inglés), mediante el cual se manifiestan puntos muy dolorosos. Se trata de episodios en los que el dolor se manifiesta en un punto muy concreto, a diferencia de lo difusa que suele ser la fibromialgia. Se podrían describir zonas en las que las dolencias son más frecuentes, como en las piernas, en el abdomen o en el tórax.

Al margen del dolor en músculos o huesos, otra consecuencia física son los problemas genitourinarios. Dicho de otro modo, pacientes con fibromialgia describen la necesidad de orinar con una mayor frecuencia, como si se tuviera una infección en la vejiga -pero sin tenerla-. Incluso, en las mujeres la menstruación puede volverse más dolorosa.

A nivel psicológico, el síntoma más reconocible es el trastorno del sueño. No solo cuesta conciliarlo con normalidad, sino que, aun en el caso de haber dormido ocho horas, el paciente puede despertarse profundamente cansado. Además, también se han descrito trastornos cognoscitivos. La FM ocasiona en determinados contextos lentitud mental e incluso fallos de memoria.

En paralelo a todo lo dicho anteriormente, es frecuente que los pacientes entren en procesos de depresión y ansiedad. De hecho, el diagnóstico erróneo más típico de la fibromialgia es la depresión. Sufrir un episodio depresivo o un cuadro de ansiedad no hace sino profundizar en los síntomas de este síndrome.

Haciendo balance, con todos los síntomas descritos no debe sorprender que a la fibromialgia se la conozca como el síndrome de la fatiga crónica. Un paciente que sufre dolores musculares, óseos, no puede dormir… ¿Cómo no iba a estar fatigado? En ocasiones se considera al agotamiento extremo como un síntoma más de la fibromialgia, aunque más bien se podría hablar de una consecuencia.

💌 Si padeces Fibromialgia te recomendamos que leas este libro digital con información para paliar sus efectos.

COMPRAR

🌻 En cambio, si se trata de Artrosis, varios usuarios han obtenido muy buenos resultados con éste otro.

COMPRAR

Deja un Comentario!

3 comentarios
  1. julieta
    | Responder

Deja tu comentario