✏️ ¿Te gustaría ver publicada tu propia historia? Anímate a contárnosla! Puede servir de ayuda para muchas otras personas en tu situación! Más info aquí

Tratamientos con terapias alternativas para la Fibromialgia

Aunque a éstas alturas ya sabrás que no existe una cura definitiva para ésta enfermedad, seguramente ya has descubierto que hay ciertos medicamentos, alimentos o incluso ejercicios que pueden ayudarte a calmar sus efectos (aunque sea poco y de forma temporal).

En éste artículo queremos ir un poco más lejos y presentarte algunas terapias alternativas que hoy en día se utilizar para la Fibromialgia y para el SFC (Síndrome de Fatiga Crónica) y que están resultando efectivos en algunos pacientes.

Al igual que sucede con todos los demás tratamientos, repetimos que cada cuerpo es un mundo, y que cada persona puede reaccionar de una forma totalmente diferente ante un mismo fármaco, alimento o, en éste caso, terapia. Por éste mismo motivo te agradeceríamos que dejaras un comentario expresando tu opinión y experiencia al respecto si la tienes. Sólo de ésta forma podemos desgranar qué es lo que realmente os funciona a la mayoría.

Bajo ningún concepto pretendemos que sustituyas tu tratamiento habitual (esperemos que controlado por un médico especialista) por las terapias que te explicamos. Debes considerarlas un plus, un añadido para intentar reducir tu sufrimiento y malestar.

Empecemos con la lista de tratamientos alternativos!

  • Acupuntura china
    Todo un clásico. Siempre se le encuentran todo tipo de usos. Puede sonar de lo más contradictorio que te digan que para reducir tu dolor te clavarán agujas por el cuerpo, pero hay varios estudios que confirman su eficacia. Según la acupuntura china, el hecho de pinchar sobre ciertas terminaciones nerviosas del cuerpo (por ejemplo el pie) se puede eliminar un dolor centrado en otro punto concreto de la espalda. Este punto concreto de la espalda se conoce cómo acupunto en terminología especializada. El cuerpo tiene varios acupuntos interconectados con otros.
    Según la cultura tradicional china todos estos puntos están unidos mediante una energía llamada Qi. En cambio, para los médicos de occidente que utilizan éstas técnicas suele explicarse por el hecho de activar la circulación de la sangre a partir de ciertas partes del cuerpo.
  • Masajes
    Un masaje suave (bien hecho, por un especialista) puede ayudar a mejorar la circulación y a relajar el cuerpo. Además, disminuye tu nivel de estrés que ya sabrás que es de lo más perjudicial para la fibromialgia. En éste caso recomiendan las sesiones cortas aunque varias veces por semana (quien pueda pagarlas, claro).
  • Biofeedback
    La primera vez que vimos ésta palabra no teníamos ni idea de lo que significaba. Se trata (explicado mal para que se entienda) de hacer un control de las principales funciones del cuerpo para concienciar al paciente de cuál es su estado actual. De ésta forma el cuerpo sabe cómo reaccionar para mejorar la situación negativa que se encuentre. Entre otras cosas se mide la frecuencia cardíaca, la presión arterial, la temperatura y la tensión de los músculos. Según la teoría del Dr. Teitelbaum, el hecho de dar a conocer en tiempo real a tu cuerpo cómo se encuentra, podremos controlar las respuestas nerviosas del mismo. No podemos garantizar que funcione ya que por el momento no conocemos a nadie que lo haya probado. Si alguna de vosotras lo ha hecho, por favor, explicadnos cómo es!
    Uno de los tratamientos más efectivos gracias a ésta técnica es enseñar a los pacientes cómo reacciona su cuerpo ante un espasmo muscular para que aprendan a controlarlos.
  • Hipnosis
    Antes de explicarte en qué consiste, te diremos que es bastante difícil encontrar profesionales serios y de fiar que se dediquen a la hipnosis, así que si te animas a probarla, mira bien a quién contratas.
    Según han revelado varios estudios, con una sesión de una hora de hipnosis varios pacientes con FB han notado una mejoría significativa durante uno o dos días. Hay personas que incluso acaban aprendiendo técnicas de auto-hipnosis que ellos mismos se aplican en casa.
    Las personas que más han reaccionado ante los tratamientos hipnóticos son aquellas que padecen estrés o ansiedad.
  • Medicina Quiropráctica
    Por el momento no existen estudios serios que demuestren la eficacia de la quiropráctica para tratar la fibromialgia, pero son varias las hipótesis que dicen que podría ser así. Lo mismo sucede con muchos otros dolores crónicos que afectan la zona de la espalda o el cuello. La teoría dice que el hecho de alinear la espina dorsal y mejorar la forma de la espalda, puede ayudar a tu cuerpo a sanar esos dolores por si mismo. Alinear los huesos hará que tu espalda y cuello se vuelvan más eficientes.
  • Yoga y Taichí
    El control de la respiración que se consigue con el Yoga puede resultar en una importante mejora a nivel de relajación para paliar los síntomas de la FB. Después de poner en estudio a varias mujeres con fibromialgia que empezaron a practicar una media hora de yoga diaria en sus casas, se determinó que en su gran mayoría habían conseguido reducir su dolor hasta en un 30%. En el caso del Taichí, el estudio concluyó que ayudaba a mejorar el sueño entre los que lo probaron, algo que seguro te iría muy bien!

Conoces alguna otra terapia alternativa que pueda ser de ayuda? Has probado alguna de éstas y crees que funciona (o que no)? Deja un comentario! Entre todos podremos sacar cuáles son las mejores y cuales no merecen la pena!

💌 Si padeces Fibromialgia te recomendamos que leas este libro digital con información para paliar sus efectos.

COMPRAR

🌻 En cambio, si se trata de Artrosis, varios usuarios han obtenido muy buenos resultados con éste otro.

COMPRAR

Deja un Comentario!

10 comentarios
  1. Rosa Maria
    | Responder
  2. Marcia Barroilhet
    | Responder
  3. Ines
    | Responder
    • M. Angels Carrillo
      | Responder
  4. Ines
    | Responder
  5. Pol
    | Responder
    • Ines
      | Responder
      • Pol
        | Responder
  6. Isabelm
    | Responder

Deja tu comentario

¿Te interesa la Fibromialgia?

Suscríbete para no perderte nada

Te enviaremos un email cuando se publique un nuevo artículo o historia en nuestra web.