✏️ ¿Te gustaría ver publicada tu propia historia? Anímate a contárnosla! Puede servir de ayuda para muchas otras personas en tu situación! Más info aquí

Vencer la fibromialgia a partir de ti mismo

Uno de los puntos más importantes para la lucha diaria de las personas con fibromialgia nace en ellas mismas. La actitud y las ganas de vivir son casi más importantes para la evolución que simplemente seguir el tratamiento médico estipulado. Es aquí donde los familiares y demás personas que rodean al paciente son primordiales para transmitir ese positivismo y ambiente distendido que tanto necesitan.

Si este ambiente no es así de adecuado y padeces este síndrome tan molesto, no pierdas la esperanza, ten aún más ganas de luchar y de vivir, no veas grandes problemas en las pequeñas cosas ni victimices tu situación ¡Estás vivo! ¿No es está razón suficiente para vivir día a día como si fuese el último? Disfruta, ríe, déjate llevar por cada matiz que te ofrece la vida y los padecimientos quedarán en un segundo plano.

Márcate objetivos pequeños. Habrá días que el ánimo flaquee y te sientas incapaz, que no consigas todos tus objetivos. No flaquees, no mire lo que no conseguiste sino lo que has conseguido y lo que esperas conseguir mañana; eres un héroe por querer hacer lo que todos incluso con los síntomas que recaen sobre ti.

Mima tu autoestima, busca ayuda en quienes te quieren y nunca olvides que estar enfermo no es dejar de ser útil para los demás.

Reflexiona, comparte tus sentimientos y tus miedos, mira dentro de ti y trabaja para ser feliz, elimina el estrés y disfruta desarrollando tus hobbies (si te gusta leer puedes buscar desde libros de autoayuda hasta cualquier tipo de novela que te haga emocionar).

La dieta y el sueño son otros dos pilares por donde empieza tu salud ¡y están en tu mano!. Evita bebidas estimulantes como el té, el alcohol, el café…

Intenta prevenir ruidos, luces y una temperatura incómoda para dormir.

Invierte en una buena cama y establece hábitos con los horarios, la utilización exclusiva del dormitorio para ir a dormir o escuchar audios de relajación antes de ello.

Verás como mejora la calidad de sueño, sin embargo, no apreciarás evidencias significativas hasta que te vayas a dormir habiendo hecho ejercicio físico durante el día (que debe estar adecuado a baja intensidad, unos 20 minutos y siendo progresivo porque puede empeorar el dolor si se sobrepasa el umbral), esto segregará sustancias naturales atenuantes de la fatiga y el dolor.

 

💌 Si padeces Fibromialgia te recomendamos que leas este libro digital con información para paliar sus efectos.

COMPRAR

🌻 En cambio, si se trata de Artrosis, varios usuarios han obtenido muy buenos resultados con éste otro.

COMPRAR

Deja un Comentario!

2 comentarios
  1. marta
    | Responder

Deja tu comentario